El Team Sky conservó la maglia rosa en la última jornada exigente de este Giro d’Italia 2018. Chris Froome, muy bien respaldado por sus compañeros, defendió el liderato ante un Dumoulin (Team Sunweb) que le probó. Sin embargo, el británico demostró ser el corredor más fuerte en esta última parte de la prueba y se convirtió en el virtual ganador de este Giro. La victoria de esta última jornada fue para Mikel Nieve (Mitchelton-Scott), que culminó una fuga muy numerosa en Cervinia. De la Cruz se mostró satisfecho con el trabajo y espera disfrutar y sellar el triunfo en las calles de Roma.

“Hoy ha sido un día muy duro. Nuestro objetivo era mantener la maglia rosa y así ha sido. Al final lo importante era vigilar a Dumoulin y estamos contentos de que hayamos podido pasar este día. Solamente queda Roma y este Giro estará en manos del Team Sky. Esperamos que mañana podamos disfrutar el día porque ha sido una edición dura. A nivel personal he dado todo lo que he tenido para el equipo y estoy contento. Ahora toca pensar en recuperar y estar lo mejor posible para la segunda parte de la temporada”.