El Team Sky se proclamó vencedor del Giro d’Italia 2018 en las calles de Roma. La organización decidió congelar los tiempos en el transcurso de la última jornada por la peligrosidad del terreno. La última etapa fue para Sam Bennett (Bora Hansgrohe), aunque los grandes protagonistas fueron Chris Froome y el Team Sky. Con su victoria en la general de la prueba italiana, el británico consiguió ganar tres grandes vueltas consecutivas (Tour 2017, Vuelta 2017 y Giro 2018). De la Cruz, que contribuyó al triunfo de su compañero durante estas tres semanas, afirmó estar muy contento por el triunfo.

“Creo que congelar los tiempos ha sido una decisión acertada ya que el circuito era peligroso y después de tantos días de sufrimiento en este Giro todo se podía ir al traste en esta última etapa. Así que tras esta decisión, se ha podido disfrutar mejor lo conseguido después de estas exigentes tres semanas. Llegar de rosa a Roma ha sido una sensación especial. Es bonito llegar al Team Sky y en la primera gran vuelta que corres ver ganar a un compañero. Ha sido una experiencia enriquecedora. 

Ahora toca ir de vacaciones y desconectar un poquito. Ha sido una primera parte del año muy intensa y pronto tocará pensar en la segunda parte donde voy a estar presente en la Clásica de San Sebastián, La Vuelta a Burgos y La Vuelta a España. Trataré de llegar a estas carreras de la mejor forma y hacer el mejor papel posible”.