De la Cruz, sin lesiones graves tras su caída en el Cordal que le forzó a abandonar la Vuelta

David de la Cruz no presenta lesiones graves tras la caída en el descenso del Cordal, que le forzó a abandonar la Vuelta a un solo día de la conclusión. El de Sabadell, que había atacado previamente en el Cordal con el objetivo de empezar el Angliru en solitario para lanzarse hacia la victoria de etapa, arriesgó mucho en el descenso y se fue al suelo.

Pese al dolor, el catalán intentó continuar pero el médico de carrera le paró e hizo que le trasladaran al hospital para someterse a pruebas. En ese momento, el ciclista del Quick·Step fue trasladado en ambulancia hasta el hospital Hospital Universitario Central de Asturias, donde descartaron lesiones graves.

Pese a no sufrir fracturas, el diagnóstico apuntó que De la Cruz tenía un fuerte golpe en la cadera, en el hombro y en el codo. Sin embargo, pese a que se descartaron lesiones graves, David sigue teniendo muchas molestias.

“Fue una pena porque estaba acabando muy bien esta última semana después de pasar unos días malos. En el momento de la caída me sentía realmente bien y con confianza para luchar por la etapa, pero el ciclismo es así.  Todavía estoy muy dolorido, pero ahora solo pienso en recuperarme y volver más fuerte

Quiero agradecer a todo el personal médico, tanto de carrera como en el hospital HUCA por el trato recibido”. 

De la Cruz, en el momento de la caída en el Cordal/ TDW